Cuando la plancha se pegue a la ropa, pásale por la base un trozo de jabón seco cuando aún esté caliente.

 

Luego enjuaga el área que frotaste con el jabón y sécala con una hoja de periódico.

(recuerda realizar todo el proceso con la plancha caliente y desconectada del tomacorriente)

 

Listo, plancha como nueva.

Compartir: